Inicio > Comunidad Alumni UMH > Entrevista a María van der Hofstadt (Farmacia)

Entrevista a María van der Hofstadt (Farmacia)


.

Nombre María van der Hofstadt
Titulación Farmacia (2015)
Ocupación actual

Federación de Asociaciones de Celiacos de España

Ubicación Madrid

…….

¿Qué te llevó a elegir la licenciatura de Farmacia?

Tenía claro que me gustaban las ciencias de la salud, sobre todo lo relacionado con el trabajo en el laboratorio, que siempre me ha gustado mucho y aunque Medicina era mi primera opción, Farmacia fue un gran acierto ya que es una carrera que cubre un espectro muy amplio de conocimientos y que tiene muchísimas posibilidades diferentes a nivel profesional.

Háblanos de tu experiencia como estudiante en esta universidad.

La verdad es que tengo muy buen recuerdo de los años de universidad. Farmacia es una carrera dura, con mucha carga lectiva, es un poco la «ingeniería» de las ciencias de la salud junto a biotec, ya que tenemos mucha ciencia básica que en carreras como medicina no se estudia con tanta profundidad y el esfuerzo que hay que hacer para llevar todo al día es muy grande. Aún así la universidad es una etapa muy bonita, de muchas novedades, cambios a niveles muy diferentes, nuevos amigos… y todas esas experiencias se quedan contigo para siempre y muchos de los amigos también. El campus de San Juan, es pequeño pero tiene de todo y eso hacía el día a día mas sencillo, a pesar de los cambios de horarios que teníamos cada curso para poder compartir los recursos con el resto de carreras.

¿Algún profesor y/o alguna profesora que recuerdes con cariño de la carrera?

Muchos, sobre todo recuerdo a quienes fomentaban que sacáramos lo mejor de nosotros mismos y aprovecháramos nuestro tiempo en la universidad, cosa que no siempre resulta fácil ya que son muchos los factores en juego para conseguir motivar a tanta gente. Personalmente, me quedo con Esther Caparrós, que además de ser una gran docente confió en mí y me dio la oportunidad de hacer prácticas con ella y su equipo en su laboratorio. Pero no puedo olvidarme de Jose Antonio Picó, nuestro Presidente Académico del CEFA que compartió con nosotros los nervios y el estrés que aquello supuso o de Javier Crespo, quién tuvo una paciencia infinita conmigo para ayudarme a entender la física.

Estuviste como becaria en el departamento de Medicina Clínica de la UMH, ¿qué te aportó la experiencia y cómo la has aplicado en la vida profesional?

Fue una gran experiencia, poder estar junto a Esther, Mariavi y Laura en el laboratorio de Inmunología del Departamento de Medicina Clínica, aprendí muchísimo, a muchos niveles. Además de aprender técnicas diferentes, que durante la carrera no puedes trabajar con tanta profundidad, ya que en las practicas somos muchos y tenemos poco tiempo, aprendí a moverme con autonomía en el laboratorio, a manejar distintos equipos de laboratorio, a trabajar y hacer equipo con los compañeros y conocer otra parte de la universidad y el mundo de la investigación. Conocer distintos ámbitos suma y te ayuda decidir hacia donde quieres enfocar tu carrera profesional.

Sabemos que fuiste Vicepresidenta del XI Congreso de Estudiantes de Farmacia de Alicante (CEFA), ¿cómo viviste esa oportunidad?

Fue una experiencia muy positiva. Un año de locos con muchísimo trabajo, pero que disfruté enormemente. El CEFA es un proyecto muy sólido y grande que implica tener muchas cosas diferentes bajo control y que aunque como alumnos sabemos que contamos con el apoyo de la Universidad, es una toma de contacto con la realidad bastante potente ya que al fin y al cabo, tenemos que responsabilizarnos de él al 100%. Creo que ningún estudiante de Farmacia debería desaprovechar la experiencia y que todos deberían de involucrarse en el CEFA. Al fin y al cabo, a través de proyectos como este, o de la realización de voluntariado, se adquieren muchas competencias que después se pueden aplicar a la vida profesional y personal.

En la actualidad trabajas en la Federación de Asociaciones de Celiacos de España, ¿en qué consiste tu trabajo allí?

Llevo el área de investigación dentro del Departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria. FACE es una asociación de pacientes, una entidad sin animo de lucro, y somos un equipo técnico pequeño ya que los recursos son limitados, pero desde aquí elaboramos herramientas de seguridad alimentaria que faciliten el día a día del colectivo celiaco y que mejoren su calidad de vida. En mi caso, desde el área de investigación mi labor es ser un enlace entre los expertos y los pacientes, para que todas las asociaciones que forman parte de la federación estén al día de las ultimas novedades en investigación y clínica. Para ello, asisto regularmente a cursos y congresos y después hago resúmenes accesibles con la información que se expone en estos foros, para trasladarlos al colectivo. También me encargo de establecer convenios de colaboración con otras asociaciones de pacientes que tengan patologías relacionadas con la enfermedad celiaca (EC) o que persigan objetivos comunes a los nuestros y con sociedades científicas y de profesionales cuyas disciplinas estén relacionadas con la EC con quienes desarrollamos proyectos (en la mayoría de los casos centrados en la sensibilización y la divulgación) comunes. Además también formo parte de grupos de trabajo a nivel internacional ya que formamos parte de AOECS que es la Asociación de Asociaciones de celiacos europea donde hay más de 35 países representados lo que resulta muy enriquecedor porque te permite compartir experiencias con gente muy diferente y aprender de su forma de trabajar. Es un trabajo diferente, pero muy enriquecedor porque son muchos los proyectos que abordamos al mismo tiempo y son muy distintos entre sí, lo que nos convierte en polivalentes ya que en muchos casos abordamos las cosas desde perspectivas muy diferentes.

También has sido docente en distintos ámbitos, ¿cómo surgió esta vinculación con la enseñanza?

Estando todavía en la universidad me surgió la posibilidad de empezar a dar clases en una academia para empezar a ahorrar y me pareció una oportunidad interesante, así que acepté y eso me llevó a estar allí durante más de dos años. Fue una experiencia muy bonita, mi madre es maestra, y siempre nos ha transmitido la importancia y lo bonito que es poder ayudar a los demás a entender las cosas, pero es cierto que hasta ese momento, yo no me había planteado la enseñanza como una opción a nivel profesional. La verdad es que la docencia es fundamental y el sistema actual a veces no es el mejor ya que no nos permite hacernos todas las preguntas que deberíamos, pero cuando ves que gracias a tu apoyo otra persona está entendiendo un poco mejor algo, es muy gratificante, por eso es algo a lo que no descarto volver más adelante.

Hemos podido leer en Maldita Ciencia un artículo tuyo sobre la relación directa entre la intolerancia al gluten y la intolerancia al glifosato, ¿crees importante que exista más divulgación en este ámbito?

Colaborar con Maldita Ciencia ha sido una de las experiencias derivadas del trabajo en FACE. Son muchos los medios que contactan con nosotros y es fundamental que la información que se divulgue sea rigurosa ya que estamos hablando de una cuestión de salud. Realmente, el estudio en sí, no es nuestro, nosotros somos una ONG con recursos limitados, pero sí estamos al día de las cosas que se van publicando y están relacionadas con la enfermedad celiaca. En este caso, se trataba de desmentir un bulo que en la era de los fake news corre como la pólvora cada cierto tiempo en internet. La divulgación científica y sobre salud a través de medios como Maldita Ciencia, Salud sin Bulos, las publicaciones de las universidades o las asociaciones de divulgación científica es fundamental ya que son temas sensibles que pueden afectar de forma directa en los hábitos diarios de mucha gente. Hay que fomentar el pensamiento crítico y sensibilizar a la población general sobre la importancia de aprender a filtrar la información que reciben, y sobre todo, a que se fijen de dónde proviene esa información.

¿En qué proyecto/os estás inmersa en este momento?

Desde FACE no nos aburrimos, tenemos muchos proyectos encima de la mesa siempre, pero siempre estamos abiertos a colaboraciones y nuevas propuestas, como ya he dicho trabajamos con otras asociaciones de pacientes, sociedades médicas, universidades, etc. así que todas las ideas son bienvenidas. Además sigo siendo voluntaria en la asociación Juvenil FACE joven, y en el grupo internacional Coeliac Youth of Europe, porque es fundamental que la gente joven se motive y se implique a distintos niveles en las organizaciones. Personalmente, no quiero dejar de aprender de cada oportunidad y crecer profesionalmente.

¿Qué consejo le darías a los futuros Alumni UMH de la titulación?

Que vayan más allá. Que no se conformen con las salidas profesionales más evidentes, que busquen, que prueben y que encuentren lo que más les motiva y les gusta. Que hay vida más allá de la oficina de Farmacia y que durante la carrera sólo se nos habla de la Farmacia y el Hospital, pero que a la hora de salir al mundo laboral, las posibilidades son infinitas. Hay muchas alternativas, posibilidades y sobre todo, oportunidades en las que tenemos cabida como Farmacéuticos.

¿Te gustaría añadir algo más?

Me parece que la plataforma Alumni UMH es muy interesante para seguir en contacto con profesionales que han salido de la UMH y dar voz a lo que están haciendo. Creo que hacéis una gran labor.


15 enero 2020